12/12/17

El aceite de colza es nefasto para el cerebro

El aceite de colza es nefasto para el cerebro

El aceite de colza es nefasto para el cerebro

Su consumo puede agravar los efectos de la demencia y provocar el desarrollo de alzhéimer

Muyinteresante.es

La Universidad de Temple (Filadelfia - EEUU) ha descubierto que el consumo del aceite de canola o colza es perjudicial para la salud cerebral. Según el estudio, este producto de extendido uso dificulta el aprendizaje, inhibe la memoria y por tanto, empeora los síntomas propios de demencia. Incluso puede provocar alzhéimer.

Los investigadores analizaron dos grupos de ratones que habían sido modificados para desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Cada grupo recibía una alimentación diferente, de modo que un grupo seguía una dieta estándar, mientras que al otro se le administraba una cantidad de aceite de canola equivalente a dos cucharadas por día.

Cuando los animales alcanzaron la edad de un año completo, se sometieron a evaluación del peso corporal. Los primeros resultados mostraban que los ratones que consumían aceite de canola pesaban más que el resto.

Más tarde, se realizó otro análisis, pero esta vez sobre la influencia en el comportamiento de los ratones. Este se centraba en tres áreas diferentes: memoria a corto plazo, memoria de trabajo y la capacidad de aprendizaje de los roedores. Descubrieron que los ratones que consumían aceite de canola tenían un rendimiento muy pobre en todas estas áreas.

Una vez realizadas estas pruebas, estudiaron la corteza cerebral de los roedores para determinar el efecto de la suplementación con aceite de canola sobre la amiloidosis cerebral.

Los ratones tratados con aceite de canola tuvieron una reducción significativa de los niveles de Aβ 1-40. Esta proteína es la que ofrece protección sobre la Aβ 42/40 o beta-amiloide 42, que es la que daña nuestro cerebro y provoca la enfermedad de Alzhéimer. Este descenso de proteínas protectoras había provocado en los ratones un notable daño neuronal, disminución de los contactos neuronales y deterioro de la memoria.

Ahora los científicos planean determinar si el consumo de este aceite afecta en el curso de otras enfermedades. Según uno de los autores principales, "existe la posibilidad de que el consumo de aceite de canola también pueda afectar el inicio y el curso de otras enfermedades neurodegenerativas u otras formas de demencia"


Un producto barato que sale muy caro

La venta del aceite de canola ha aumentado considerablemente en los últimos años debido a su popular precio. A nivel mundial, estamos hablando del tercer aceite vegetal más vendido después del aceite de palma y de soja. En los Estados Unidos es uno de los aceites más utilizados para el consumo humano.

Su composición está formada por la semilla de colza genéticamente modificada. Este aceite ha sido considerado como una opción más saludable para cocinar porque es bajo en grasas saturadas. Además, se ha demostrado que reduce el colesterol en comparación con las dietas con mayor contenido de grasas saturadas. No obstante, este estudio demuestra que no es tan sano como se ha promovido.

Los investigadores apuntan que se necesitan más estudios para profundizar en los efectos biológicos de este aceite, puesto que los datos obtenidos no son suficientes como para iniciar una campaña de reemplazamiento de este producto. Aseguran que el proceso de sustitución del aceite de canola por el de oliva, el más saludable, sería muy complicado, sobre todo, en zonas no mediterráneas.

9/12/17

Con frecuencia, la seguridad de los aditivos alimentarios es determinada por personas con vínculos con la industria alimentaria [9-12-17]


Con frecuencia, la seguridad de los aditivos alimentarios es determinada por personas con vínculos con la industria alimentaria, según un estudio

Una revisión encuentra fuertes problemas de conflictos de intereses en el proceso de aprobación, y los expertos hacen una llamada a que haya cambios

Los expertos seleccionados por la industria alimentaria con frecuencia son los que han aprobado la seguridad de los aditivos alimentarios en los últimos 15 años, asegura un informe reciente.

En un estudio sobre los problemas de conflictos de intereses en la evaluación de la seguridad de los alimentos, investigadores de The Pew Charitable Trusts hallaron que los empleados de los fabricantes de aditivos alimentarios escribieron una de cada cinco determinaciones de seguridad presentadas por la industria ante la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU. entre 1997 y 2012.

El trece por ciento de las determinaciones fueron redactadas por alguien que trabajaba en una firma asesora seleccionada por el fabricante. Y las demás revisiones fueron llevadas a cabo por paneles de expertos seleccionados por el fabricante o por un asesor del fabricante, según el informe, que aparece en la edición en línea del 7 de agosto de la revista JAMA Internal Medicine.

El estudio también halló que los paneles de expertos que llevan a cabo una mayoría de las evaluaciones de seguridad tienden a contar con los mismos expertos una y otra vez.

"Hay un grupito de diez personas que trabajan en casi todos esos paneles de expertos", señaló el autor del estudio, Thomas Neltner, director del proyecto de aditivos alimentarios del Pew. "Tres cuartas partes de los paneles incluían a al menos una de estas personas. Una persona trabajó en el 44 por ciento de los paneles, lo que nos dice no solo que hay conflictos de intereses, sino que un grupo muy pequeño de gente está tomando estas decisiones".

El estudio usó los criterios sobre los conflictos de intereses desarrollados por un comité del Instituto de Medicina para analizar 451 determinaciones "reconocidas generalmente como seguras" (GRAS, por su sigla en inglés) que la industria alimentaria presentó a la FDA en un periodo de 25 años.

La Ley de enmienda de los aditivos alimentarios de 1958 permite a los fabricantes determinar cuándo un aditivo es GRAS. Los fabricantes no tienen una obligación legal de notificar a la FDA sobre las determinaciones GRAS, pero en algunos casos lo hacen, escribieron los autores.

"Por ahora, la ley ni siquiera obliga a una compañía a informar a la FDA que comenzará a mercadear o usar un nuevo ingrediente alimentario", comentó Michael Jacobson, director ejecutivo del Centro de la Ciencia en el Interés Público. "La FDA quizás ni tan solo tenga la oportunidad de evaluar la seguridad de los nuevos ingredientes".

Los investigadores hallaron que los empleados de los fabricantes de aditivos realizaron alrededor del 22 por ciento de las determinaciones GRAS enviadas a la FDA.

Y los paneles de expertos que realizaron las determinaciones GRAS incluían a diez expertos que trabajaron en al menos 27 de los 290 paneles, y una persona que trabajó en 128 paneles, reveló el estudio.

"Estos comités ofrecen una revisión muy superficial y unilateral", lamentó Jacobson. "Desean complacer al patrocinador, y quizás hagan más negocios porque han probado que son fiables, pero esta no es la forma de administrar un proceso de revisión de la seguridad de los alimentos".

En un comentario relacionado en la revista, Marion Nestle, de la Universidad de Nueva York, escribió que "la falta de revisión independiente en las determinaciones GRAS plantea cuestiones serias sobre las implicaciones de salud pública de los aditivos no regulados en los alimentos, sobre todo con respecto a los aditivos que la FDA ni siquiera conoce. También genera preguntas sobre los conflictos de intereses en otros asuntos de regulación".

Una funcionaria de la FDA afirmó que la agencia anima a las compañías a notificar a la agencia sobre los ingredientes alimentarios que han determinado que son GRAS.

"Aunque la notificación no es obligatoria, es una forma de que las compañías aseguren que sus determinaciones GRAS se basan en datos e información sólidos", comentó Theresea Eisenman, vocera de la FDA. "Por ejemplo, la adición de cafeína a una creciente variedad de productos, como el chicle, las tortitas y el jarabe, es un ejemplo en que la notificación sobre una determinación GRAS de una compañía hubiera resultado útil tanto para el gobierno como para la industria".

Añadió que "la FDA planifica emitir directrices para la industria sobre cómo cumplir con los criterios establecidos por la Ley".

Jacobsen dijo que quizás se necesite rehacer el sistema del todo.

"Realmente dramatiza el grado hasta el cual personas que tienen conflictos de intereses graves son las que evalúan los nuevos ingredientes de los alimentos", anotó. "Esto debería hacer que el público y el Congreso piensen sobre revisar todo el sistema mediante el cual los nuevos ingredientes de los alimentos entran a la cadena alimentaria".

Jacobsen dijo que la FDA se ha mostrado renuente a tomar medidas sobre los problemas de validez del proceso de revisión de la seguridad de los aditivos, al considerar que el Congreso debe intervenir.

Sin embargo, la FDA podría volver a redactar las reglas para elegir los expertos que trabajan en los paneles GRAS, señaló Neltner.

"Ellos definen las calificaciones de esas personas. Una de esas calificaciones puede ser que no tengan conflictos de intereses", planteó Neltner. "Si esa persona fuera descalificada de la participación en un comité asesor de la FDA debido a conflictos, no se le debería permitir trabajar en esos paneles".

Los representantes de la industria alimentaria no devolvieron llamadas en que se les pedían comentarios.



7/12/17

Probióticos [7-12-17]


Probióticos

Recientes estudios analizan la capacidad de los probióticos para prevenir enfermedades Hasta ahora se ha comprobado que son eficaces para el control de enfermedades inflamatorias intestinales

El número de productos denominados probióticos va en aumento, así como las pruebas científicas que demuestran sus efectos beneficiosos en la salud. Hasta ahora, se ha demostrado que son eficaces en la prevención de la diarrea aguda infantil, en el control de síntomas de enfermedades inflamatorias intestinales o la reducción de alergias en recién nacidos.

Una iniciativa científica a gran escala en la que participan investigadores de 16 países europeos, denominada PROEUHEALTH, engloba varios proyectos que tienen como finalidad conocer mejor la forma en la que los prebióticos favorecen la salud y el bienestar. Una de las áreas de investigación incluye la determinación de las bacterias que están presentes en un intestino sano y los cambios que se producen con la edad, la dieta y el estilo de vida.

Los expertos confían en que los resultados de esta investigación ayuden a determinar qué bacterias mejoran el sistema natural de defensa y previenen enfermedades específicas. Se espera además que los resultados de esta plataforma faciliten el desarrollo de numerosos probióticos terapéuticos y posibiliten la adaptación de los productos a determinados grupos de edad o estilos de vida, informa el Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (Eufic).

Los probióticos son unos microorganismos vivos (como las bacterias lácticas y las bifidobacterias) que si se consumen de forma regular en cantidades suficientes modifican el equilibrio bacteriano en el intestino y tienen efectos beneficiosos para la salud. Estos microorganismos pueden añadirse a los alimentos, como yogures y otros productos lácteos fermentados, o tomarse como suplementos.

6/12/17

21/11/17

Aimentos que ayudan a combatir el insomnio [21-11-17]


Aimentos que ayudan a combatir el insomnio

Si bien la mayoría sabe que es recomendable evitar la cafeína antes de acostarse hay muchos otros consejos que se desconocen y ayudan a conciliar mejor el sueño. Aprenda qué productos debe evitar de su dieta y cuáles son los más beneficiosos para superar este trastorno.


Si alguna vez tuvo problemas para conciliar el sueño, sepa que no es el único, ya que alrededor del 30% de los adultos pasa una mala noche de vez en cuando, lo que le impide rendir al máximo al día siguiente. Precisamente su rendimiento durante el día es lo que va a determinar si la falta de horas de sueño se transformó en un problema (sensación de decaimiento, irritabilidad, cansancio).
No importa cuantas horas duerma, lo importante es como se siente al otro día. Hay personas que duermen 4 horas, pero al día siguiente se sienten bien. Estas personas no sufren insomnio.
El insomnio no es una enfermedad, sino un indicio de que algo funciona mal. En la mitad de los casos la causa es psicológica; la depresión, el estrés laboral, y los problemas de pareja pueden producir insomnio. La alimentación puede afectar el sueño de manera positiva o negativa.

ALIMENTOS BENEFICIOS PARA COMBATIR EL INSOMNIO:

  • Pan, pastas, papas, arroz: son ricos en hidratos de carbono, que el organismo quema lentamente. Una cena baja en proteínas y con muchos hidratos de carbono puede ayudar a preparar el cuerpo para el sueño.
  • Banana, yogurt, atún: proporcionan triptofano (un aminoacido) que ayuda a conciliar el sueño. Estos alimentos pueden incluirse en la cena.
  • Carne magra y leche descremada: proporcionan vitamina B6. El bajo consumo de esta vitamina esta asociado con el insomnio.
  • Caballa al natural, salmón, sardinas y otros pescados azules: son buena fuente de ácidos grasos omega 3 (son grasas de fácil digestión).
  • Semillas de girasol, de lino, de sésamo y de calabaza: proporcionan ácidos grasos omega 6, que tienen un efecto directo sobre los nervios del cerebro, y un efecto indirecto sobre los neurotransmisores y otras sustancias necesarias para inducir al sueño.
  • Carne roja, pescado, pollo sin piel, cereales, lentejas, vegetales de hojas verdes: contienen hierro. Cuando este mineral se encuentra por debajo de la cantidad necesaria en nuestro organismo, puede producir insomnio.

Hay que controlar la ingesta de magnesio ya que los niveles pueden ocasionar un sueño poco profundo y el despertar a medianoche. Un bajo nivel de magnesio en sangre indica que la ingestión de este mineral es insuficiente. Esto es frecuente en las personas que consumen pocas calorías en una dieta para adelgazar o los ancianos. "Si padece trastornos cardiacos o renales, consulte a su Medico antes de tomar suplementos de magnesio", recomienta la dietista Andrea Purita.

  • Lechuga: contiene una sustancia sedante, llamada lactucario. Por este motivo es útil comer una ensalada de lechuga antes de ir a acostarse.
  • Manzanilla y te de tilo: pueden ayudar a calmar el sistema nervioso, preparándolo para el sueño.
  • Taza de leche caliente: hay que tomarla antes de acostarse. Siempre fue un remedio popular contra el insomnio (por su contenido en triptofano, un aminoacido responsable de ayudarnos a conciliar el sueño)..

EVITAR:

  • Café, bebidas cola, te, chocolate, jarabes contra el catarro: todas estas bebidas contienen cafeína. Se sabe que la cafeína quita el sueño, la cual es estimulante del sistema nervioso y puede provocar trastornos al momento de ir a dormir. Algunas personas con insomnio son tan sensibles a la cafeína, que basta con tomar 1 o 2 tazas de café por día para que no puedan dormir. Tomar una copa de alcohol antes de irse a la cama es uno de los remedios mas antiguos para combatir el insomnio, pero aunque lo ayude a conciliar el sueño antes, puede hacer que se despierte durante la noche.
  • Manteca, margarina, aceites, galletitas, fritos: sobretodo las personas que padecen apnea (un trastorno de la respiración que se produce durante el sueño). Además son ricos en grasas y calorías, deben ser reducido su consumo al mínimo por los pacientes con sobrepeso u obesidad, ya que existe una asociación entre la apnea y la obesidad.
  • Abandone el habito de levantarse de noche para picar algo: si se levanta con hambre tenga a mano un yogurth, o un bol de cereales con leche. Esto calmará el ataque de hambre nocturna.
  • La perdida de peso es muy importante para evitar la apnea y poder conciliar el sueño.

RECORDAR:

  • "Que lo que come puede ser tan importante como lo que no come".
  • No tomar bebidas que contengan cafeína antes de ir a dormir.
  • Cenar muy tarde y acostarse con el estomago lleno, puede provocar dificultad en la digestión e insomnio.
  • No beber tarde por la noche, porque aumenta la necesidad de interrumpir el sueño para hacer pis.
  • Se recomienda hacer ejercicio, al menos cuatro veces por semana.
  • Dormir en una habitación ventilada, sin ruidos, y aromatizada con lavanda (escencias, sahumerios, lociones).

1/11/17

El kiwi aporta vitaminas y muchos beneficios para la salud [1-11-17]

 
El kiwi aporta vitaminas y muchos beneficios para la salud

El kiwi (así se denomina tanto la planta como su fruto) tiene el nombre científico de Actinidia chinensis, que hace referencia a su origen, China; concretamente a las riberas del río Amarillo (Huang He), donde crece en estado silvestre.
El conocimiento de esta exótica y singular fruta se extendió a otros países a comienzos del siglo pasado. Las primeras plantas llegaron a Estados Unidos y Nueva Zelanda. En este último país se comenzó a cultivar intensamente y recibió el nombre de kiwi, por su no menos singular pájaro nacional.

Los mayores productores de esta fruta son Nueva Zelanda, China, Estados Unidos, Chile, Japón, Italia, Francia y en menor proporción España.

El kiwi se adapta a cualquier tipo de terreno bien drenado (en el que escurra el agua de riego o la lluvia sobrante), siempre que no sea calcáreo. Con preferencia se desarrolla óptimamente en terreno arcilloso, provisto de abono natural (estiércol o mantillo). Exige un clima húmedo con ausencia de heladas; el Campo de Gibraltar tiene las condiciones adecuadas si se cultiva en zonas resguardadas del viento, sobre todo de los temporales de levante.

Se trata de una planta trepadora y vigorosa, con grandes hojas con forma acorazonada, de color verde oscuro y de entre 12 y 20 centímetros de diámetro. Las flores aparecen desde finales de mayo y durante el mes de junio; son redondeadas, de color blanco crema y aparecen en racimos.

De las flores polinizadas se desarrollan los conocidos frutos con forma de huevo, recubiertos de pelusilla marrón. Su pulpa, de sabor refrescante, ligeramente ácida, es verde esmeralda, con semillitas negras dispuestas en forma radiada. El centro del fruto, sin semillas, es blanco.

Esta deliciosa fruta es un alimento casi cotidiano en Europa desde los años ochenta del pasado siglo. Gracias a la intensa comercialización y rápidos transportes, no falta en todo el año, pues se trae desde el hemisferio austral, Nueva Zelanda y Chile.

Después de madurar entre 3 y 5 días a la temperatura ambiente, si es necesario, se pueden guardar en el frigorífico hasta siete días más. Puestos en bolsa de plástico para que no se deshidraten, se conservan bien durante dos semanas. Si desea madurar los kivis rápidamente, colóquelos en una bolsa con manzanas o peras, por las emanaciones favorecedoras que éstas tienen.

Los kivis poseen un elevado contenido de vitamina C (más del doble que las naranjas) y vitaminas del grupo B, entre ellas el ácido fólico. Así mismo son ricos en minerales (potasio, fósforo, hierro y magnesio), necesarios para la conservación y mejora de la salud.

Por si fuera poco, son antioxidantes, por lo que se le atribuyen propiedades, rejuvenecedoras, cicatrizantes, incrementadoras de las defensas y preventiva de ciertas enfermedades, pues contienen fibras que son laxantes y mejoran el tránsito intestinal.

De la importante acción protectora del corazón por el consumo de kiwis, según las conclusiones de investigadores noruegos de la Universidad de Oslo, publicadas en la revista científica Platelets, se ocupaba Ramiro Navarro en EUROPA SUR del 8 de octubre pasado. Para conocimiento y provecho de mis lectores, extractaré lo fundamental.

En primer lugar, es sabido el valor que tiene para la salud cardiovascular el consumo habitual de verduras y frutas, moderando carnes y grasas. En esa saludable dieta, recomiendan, debe entrar el kiwi por sus notables virtudes.

Los citados investigadores han demostrado el efecto preventivo en personas que consumen dicha fruta a diario en la reducción de plaquetaria y lípidos (grasas) en plasma de humanos sanos. Han verificado que el consumo de dos o tres kivis diarios en la dieta de los pacientes objeto de estudio hizo bajar en un 20 por ciento los niveles de triglicéridos (compuesto químico que es un éster de la glicerina o de los ácidos grasos) presentes en la sangre.

Por ser esta fruta especialmente rica en luteína –un antioxidante– puede reducir notablemente el riesgo degeneración muscular asociado a la edad avanzada y constituir una buena protección ante los riesgos de accidentes cardiovasculares.

Por todo ello, la salutífera fruta, que además no tiene grasa, sodio (sal), ni colesterol, debiera recomendarse y difundirse, parodiándose el anuncio de los plátanos canarios con un no menos certero: "Para prevenir su salud, coma uno o dos kiwis cada día".

Si usted puede cultivarlos en su jardín o huerto, para disponer de ellos en abundancia y en el momento de su punto natural de madurez, enhorabuena; pero si no dispone de terreno para ello, puede cultivar kiwis, con buenas posibilidades de éxito en macetas grandes, tiestos o contenedores de cemento o madera.

EL VINO Y LOS ANTIOXIDANTES [1-11-17]


EL VINO Y LOS ANTIOXIDANTES

En el año 1992, los franceses Renaud, de Lorgeril y Ryf y el norteamericano Ellison relacionaron la menor mortalidad cardiovascular de los franceses con el consumo regular de vino, surgiendo una hipótesis para explicar la paradoja francesa, denominada así porque a iguales niveles de colesterol en la sangre, los franceses mueren dos o tres veces menos que los norteamericanos por falla cardiovascular. Ninguna sociedad científica recomienda o promueve consumir vino como medida preventiva de patologías cardiovasculares. Es más saludable para este fin la supresión del tabaco, hacer actividad física y llevar una dieta apropiada, pero la evidencia científica demuestra la menor incidencia de esta patología. Una hipótesis acerca del efecto beneficioso atribuido al consumo de vino se ha asignado tanto al aporte moderado de alcohol (el alcohol eleva el contenido en HDL, lipoproteínas de alta densidad, llamada comúnmente colesterol "bueno"), como a los polifenoles, compuestos presentes en el vino, cuya estructura química los hace ser potentes antioxidantes, poseen anillos aromáticos con sustituyentes hidroxilos, lo que les permite actuar como donantes de hidrógeno o electrones y atrapan radicales libres, deteniendo el proceso oxidativo, protegiendo con ello la estructura de los ácidos nucleicos, de las proteínas y de los lípidos, evitando así, entre otras reacciones, la oxidación de las LDL que generan la arterioesclerosis (LDL, lipoproteína de baja densidad, llamada comúnmente colesterol "malo"). Estudios in vitro demuestran que muchos polifenoles naturales son mejores antioxidantes que las vitaminas E y C.

La composición del vino es compleja, la mayoría de sus componentes provienen de la uva y del proceso de fermentación. Los polifenoles provienen principalmente de la piel, especialmente en las células epidérmicas, y las pepitas de la uva, su concentración en la pulpa es muy baja.

El tipo de polifenoles que contenga y su concentración determinará la capacidad antioxidante del vino, dependiendo de numerosos factores como la variedad de vid, el tipo de vino, proceso de vinificación, vendimia, año, técnicas agrarias, etc.

El vino tinto presenta mayores niveles de polifenoles que los vinos blancos, debido al proceso de elaboración de los mismos, ya que el mosto se macera con la piel y las pepitas, permitiendo que las sustancias que estas contienen pasen al vino, mientras que en la elaboración del vino blanco se separan al principio el mosto de la piel y pepitas.

La concentración total de estos compuestos se ha promediado en torno a 10 veces superior para el vino tinto que para el vino blanco. La mayor concentración de polifenoles en vinos tintos explica la mayor actividad antioxidantes de éstos. Los vinos tintos elaborados a partir de las variedades Cabernet Sauvignon, Tempranillo y Merlot muestran altos contenidos en polifenoles.

Los principales constituyentes fenólicos del vino con capacidad antioxidante son: los derivados de ácidos fenólicos (como el á. gálico), ácidos cinámicos (como el á. Cafeico) y tirosina (tirosol); los estilbenos (como el resveratrol), los flavonoles (rutina y quercetina) y los antocianos y taninos.

Otros efectos fisiológicos que merece la pena destacar son que favorecen la digestión de los alimentos al reaccionar con las sustancias proteicas; evitan, en parte, la formación de úlceras gástricas debidas a un exceso de histamina en la mucosa estomacal; se fijan sobre la placa dentaria e impiden a las bacterias su actuación sobre la superficie de los dientes, etc.

Además, estos compuestos contribuyen a las propiedades organolépticas del vino (astringencia, cuerpo y color), principalmente antocianos y taninos, y juegan, asímismo, un papel importante en el envejecimiento de los vinos, ya que las combinaciones taninos-antocianos son responsables de la estabilización del color.

29/10/17

Tips y consejos de nutricion [29-10-17]

Tips y consejos nutricion : Tips y consejos de nutricion [29-10-17]: Tips Nutrición Los alimentos altos en fibra (frutas, verduras, legumbres, granos enteros) hacen la digestión más lenta y te hacen senti...