3/7/16

Hongos [3-7-16]


Hongos

Los hongos tienen más de 600 millones de años, existen desde antes de la humanidad; subsistieron a todos los cambios en el tiempo y se adaptaron a la vida del hombre. Ecuador es un amplio campo para el estudio de hongos, pues por su diversidad de climas, existe una gran diversidad, desde los beneficiosos hasta los dañinos.

A nivel de otros países latinoamericanos existen investigaciones al respecto, pero en el país hace falta profundizar el estudio de éstos ya que constituyen un desafío para la investigación. De allí que se pueden beneficiar áreas como la medicina, agricultura y la industria farmacéutica.

Recientemente estuvo en Ecuador el científico Gustavo Giusiano, micólogo del Instituto de Medicina Regional de la Universidad Nacional del Nordeste de Argentina para asistir a una conferencia sobre los hongos en Espolciencia 2005; además de propiciar los primeros procesos de una investigación sobre hongos que se realizará entre Argentina y Ecuador, quien señaló que “en Ecuador el estudio de los hongos es necesario porque no se conocen a profundidad los efectos dañinos o beneficiosos de todos estos seres que conviven con el hombre”. Enfatizó que además, existe un amplio espectro de especialidades y abre un abanico de posibilidades a científicos para descifrar a las casi 300 mil variedades. Por ejemplo, para investigar las propiedades antimicóticas de una planta sobre un hongo específico que causa daño en la piel humana, intervienen el micólogo que hace el diagnóstico, lo estudia y evalúa la capacidad inhibitoria sobre el mismo; el químico que debe estudiar la composición químico del extracto de la planta y definir el principio activo; el farmacólogo para probrar y elaborar el fármaco, y así una serie de especialidades en cadenas en un mismo proyecto. También en la agricultura para conocer los hongos que intervienen en los cultivos, sean éstos nefastos o aliados.

El hongo Malassezia spp y su posible combate
Investigadores de Ecuador se proponen investigar un hongo que causa la enfermedad del “paño blanco o Pitiriasis versicolor”. La Universidad Nacional del Nordeste de Argentina con la Espol de Ecuador realizarán un estudio de la planta “Coniza bonariensis o canilla de venado” que al parecer cura esas manchas de hongos que causa señales claras en la piel.

La idea surgió, según Giusiano -quien será unos de los investigadores del proyecto- porque en Ecuador se cree que la planta canilla de venado encierra un valor científico. Para ello se estudiaron los extractos de la planta en los laboratorios de ese país sudamericano y se encontró que hay inhibición del hongo que produce la enfermedad Pitiriasis versicolor. La investigación tomará alrededor de tres años y las pruebas de laboratorios se realizarán en ambos países.


La ciencia que estudia los hongos

La micosis es la ciencia que estudia los hongos y la micología médica es la subespecialidad que se ocupa de los hongos que afectan la salud humana a través de la micosis, las micotoxicosis, el micetismo y reacciones alérgicas. La constante evolución tecnológica ha repercutido en una cambiante taxonomía del reino fungi, por lo que su estudio es cada vez más importante, señala Giusiano.

Los hongos como parte elemental de la vida del planeta
Existen desde siempre y son parte de la historia. Los Romanos los conocían como la “comida de los dioses”, y los Egipcios lo consideraban como un “don” y era parte de las ofrendas.

Los hongos se relacionan con enfermedad y salud, no solo con perjuicios sino también, con beneficios. La vida en la tierra sería imposible sin los hongos. Estos reciclan, retornan al ambiente y son los grandes descomponedores de la materia orgánica. Tienen diversidad de tamaño y colores; existen macro y micro hongos. Crecen en forma circular para buscar su alimento y muchos tienen poder tóxico.

Hay hongos en el aire, tierra y generalmente tienen relación con otros seres vivos. Se adaptan a todo tipo de clima y se los encuentra en cualquier lado. Están en la piel, el aparato digestivo, los alimentos, restos orgánicos, hasta en un lente de cámara o CDs.

Los hongos también intervienen en la industria porque son muy beneficiosos y constituyen un gran desafío para las farmacéuticas en la elaboración de antibióticos y antifúngicos. Son grandes anestésicos. En la agricultura, hoy los hongos están reemplazando a los insecticidas porque controlan y evitan el ataque de insectos, nematodes u otros hongos. Son controladores biológicos.

En América Central hay un amplio conocimiento de los hongos, no así en Sudamérica.

Como en todas las especies, aquellas más llamativas por sus colores o aspecto son las más peligrosas.

El laboratorio de Biotecnologías de la Universidad del Azuay realizó un proyecto para estudio del hongo ostra (Pleurotus ostreatus) como alternativa alimenticia y económica para el país. Este es una fuente de vitaminas, especialmente el complejo B, y tiene entre 32% y 38% de proteínas en su composición (en peso seco), con una digestibilidad de un 86%, lo que determina su alto valor nutritivo.

15/6/16

La lechuga [15-6-16]

 
La lechuga
 
Con la llegada del calor y del buen tiempo nuestro organismo no necesita tantas calorías como en invierno, donde hay que soportar el frío. Por el contrario, nuestro cuerpo pide más agua y líquido para hacer frente al sudor y a la deshidratación de los meses más calurosos. De esta manera, los guisos y potajes abren paso a platos más ligeros y refrescantes, como por ejemplo, las ensaladas, el plato estrella del verano.

Por eso el ingrediente principal de una sana y fresca ensalada es la lechuga. Esta verdura, de origen indio y utilizada por los romanos, alcanza un contenido de agua del 95%, y posee 1,2 gramos de proteínas cada 100 gramos, lo que provoca que el organismo aguante con resistencia las altas temperaturas. Asimismo, aporta una elevada cantidad de vitaminas a la dieta, sobre todo vitamina A y C. En su composición mineral llama la atención el bajo contenido en sodio y el alto en hierro. Además, sus escasas grasas, lo convierte en un alimento ideal para aquellas personas que desean realizar un régimen hipocalórico, ya que tan sólo tiene 17 calorías por cada 100 gramos.

Por otro lado, la lechuga ha sido utilizada por la medicina natural para combatir las malas digestiones y la halitosis, así como la neuritis y el insomnio. Y también se ha recomendado para mantener el color natural del los cabellos y para luchar contra la calvicie.


TRUCOS Y CONSEJOS

-Para lavarlas bien, corte el tronco y vaya separando las hojas con la mano y lavándolas de una en una bajo el grifo de agua, luego métalas unos instantes en agua con un chorrito de limón o vinagre. Así, desaparecerán todos los bichitos que estuvieran en su interior.
- Para conservarlas en la nevera, envuélvalas en un paño fino y bien limpio o métalas en un saco de plástico fino de los que se utilizan para congelar.
- Recuerde que unas hojas de lechuga añadidas a una menestra de verduras le darán un sabor buenísimo.

7/5/16

La avena [7-5-16]

.
La avena

La avena es uno de los cereales más completos. Por sus cualidades energéticas y nutritivas ha sido la base de la alimentación de pueblos y civilizaciones coma los escocesa, irlandesa y algunos pueblos de las montañas Asiáticas.

La avena: es rica en proteínas de alto valor biológico, hidrato de carbono, grasas y un gran número de vitaminas, minerales y oligoelementos.

Proteínas: cuanto más elevado es el numero de aminoácidos esenciales presentes en un alimento, mayor es su valor biológico; y la avena contiene seis de los ocho aminoácidos imprescindibles para la síntesis correcta de proteínas.
La combinación de la avena con diferentes alimentos vegetales, mejora aún más su proporción de aminoácidos, aproximándola a la ideal para el organismo.
Ejemplo: la adición de leche o soja complementan perfectamente la calidad de la proteína de la avena, con todos los aminoácidos necesarios para el organismo, en este sentido, la avena es superior a otros cereales como fuente de proteínas.

Lípidos: La avena es el cereal con mayor porcentaje de grasa vegetal. El 65 % es de ácidos grasos insaturados y el 35% de ácido linoleico. Cien gramos de copos de avena cubren un tercio de nuestras necesidades diarias de ácidos grasos esenciales.

Hidratos de Carbono: La avena contiene hidratos de carbono de absorción lenta y de fácil asimilación. Estos proporcionan energía durante mucho tiempo después de haber sido absorbidos por el aparato digestivo, evitando la sensación de fatiga y desmayo que experimenta cuando el cuerpo reclama glucosa de nuevo (hipoglucemia).

Vitaminas, minerales y oligoelementos: La avena contiene estos elementos en concentraciones óptimas, tanto para curar como para prevenir.
100 g de avena contienen: 5mg. de sodio, 400mg. de potasio, 70mg. de calcio, 430mg. de fósforo, 140mg. de magnesio, 4mg. de hierro, 0,47mg. de cobre, 4mg. de cinc, 0,56mg. de vitamina B1, 0,15mg. de vitamina B2, 1mg. de vitamina B3 y 0,16mg. de vitamina B6. También 1,1mg. de vitamina E.

Fibra: Además de estos componentes esenciales, la avena contiene otros elementos no tan importantes desde el punto de vista nutritivo, pero necesarios para el buen funcionamiento intestinal.
Se trata de sustancias insolubles que, ingeridas con la alimentación, no se absorben en el intestino. Sin embargo, estas sustancias resultan de una extraordinaria importancia para la buena digestión. Es lo que normalmente conocemos como 'fibra'. La fibra aumenta el contenido del intestino, con lo cual ayuda a prevenir como a eliminar el estreñimiento.

Fuente de energía: Otra de las características reconocidas de la avena es su valor como fuente de energía y vitalidad. Eso hace que sea el alimento ideal para quienes desean aumentar su capacidad energética: los estudiantes, las personas que se encuentran abatidas, sin fuerzas, con permanente sensación de sueño, sin ilusión o con stress permanente.
Si usted es una de esas personas, consuma platos elaborados con avena a partir de ahora, y verá como su capacidad energética aumenta.

28/4/16

¿Las fresas son buenas para el cerebro? [28-4-16]

 
¿Las fresas son buenas para el cerebro?

Los frutos rojos, sobre todo las fresas y los arándanos, pueden ayudar a mantener el cerebro más joven según un estudio del Hospital Brigham and Women’s de Boston (EE UU) publicado en la revista Annals of Neurology. Los autores han demostrado que el consumo de estos alimentos una o dos veces por semana retrasa la pérdida de memoria y conserva la agudeza mental en mujeres gracias a su contenido en flavonoides. El estudio, basado en 121.700 mujeres adultas, comenzó en 1976, cuando la mayoría tenía 30 años de edad. Además, se recavaron datos de 16.000 mujeres más que habían cumplido los setenta años entre 1995 y 2011.

Los resultados revelan que aumentar el consumo de antiocianinas y flavonoides a través de arándanos, cerezas o fresas hace que la pérdida de memoria y el deterioro cognitivo se produzcan de manera más lenta, concretamente 2 años y medio más despacio que en mujeres que no consumen este tipo de frutas.

14/4/16

Con el pescado todo son ventajas [14-4-16]


Con el pescado todo son ventajas

El pescado es un alimento muy presente en nuestra dieta. Este alimento presenta indudables ventajas: es apto para todas las edades, su consumo contribuye a prevenir enfermedades, su aporte calórico es en general moderado, se puede preparar de numerosas maneras…

Diez razones para comer pescado

1.- Apto para todas las edades
El pescado es fácil de digerir y posee un interesante perfil nutritivo, similar al de la carne pero con algunas diferencias. Es rico en proteínas completas y, a diferencia de la carne, contiene buena fuente de grasas insaturadas, cuyo consumo se relaciona con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares. Además, el pescado es fuente de minerales como fósforo, potasio, sodio, calcio, magnesio, hierro y yodo, de vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B12), y los más grasos, de las A y D. Los profesionales dedicados al estudio de la Nutrición y las Ciencias de la Salud recomiendan alternar el consumo de pescado con otras fuentes proteicas de origen animal (carnes, huevos y lácteos) o vegetal (legumbres, cereales y frutos secos) para que la dieta sea equilibrada. En concreto, se considera que la ración de consumo de pescado por persona debe ser de unos 125-150 gramos sin desperdicios, y la frecuencia de consumo recomendable, entre 3 y 4 veces por semana..

2.- Oferta muy amplia
En España, según el MAPA y la Encuesta de Presupuestos Familiares del Instituto Nacional de Estadística (INE), las especies de mayor demanda son: merluza, pescadilla, sardinas, boquerones y salmón -entre los pescados frescos y congelados-, y atún entre las conservas. No obstante, la oferta disponible en el mercado es mucho más amplia, pero por desconocimiento o comodidad se tiende a escoger siempre tan sólo unas pocas especies. Bastaría con preguntar en los puntos de venta sobre la limpieza y preparación de pescados “desconocidos” para diversificar y degustar especies igual o incluso más sabrosas que se encuentran a nuestro alcance y que se pueden adaptar a todos los gustos.

3.- Bajo en calorías
Los blancos contienen unas 80 calorías por 100 gramos, dado que su contenido de grasa no supera el 2%. Los azules aportan, debido a que presentan como mínimo un 6% de grasa, entre 120 y 200 calorías por 100 gramos. Ambos tipos constituyen una buena opción en dietas para reducir peso, eso sí, sin olvidar el aumento de calorías que se puede producir en su cocinado (al empanarlos o freírlos en aceite) y acompañamientos (mejor una guarnición de verduras que unas patatas fritas).

4.- Fuente de proteínas completas
El contenido medio de proteínas de los pescados es del 18%, si bien los azules pueden superar el 20%. Es decir, 100 gramos de casi cualquier pescado aportan alrededor de una tercera parte de la cantidad diaria recomendada de proteínas. Estas proteínas son de elevado valor biológico, al igual que las de otros alimentos de origen animal, dado que contienen todos los aminoácidos esenciales en cantidad y en proporción adecuados.

5.- Contribuye a prevenir enfermedades


Protege el corazón y las arterias
A diferencia de otros alimentos de origen animal, el pescado contiene ácidos grasos poliinsaturados en una proporción en torno a un 25-45% respecto del total de ácidos grasos. Entre ellos se encuentran el ácido linoleico de la familia Omega-6 y los ácidos EPA (eicosapentanoico) y DHA (docosahexanoico), de la familia Omega-3. Todos ellos se encuentran en especial en los pescados azules o grasos.

El pescado contiene ácidos grasos poliinsaturados en una proporción en torno a un 25-45% respecto del total de ácidos grasos

A partir de ellos se producen en el cuerpo unos compuestos, las prostaglandinas, que poseen, entre otras, la capacidad de reducir procesos inflamatorios, regular la tensión arterial, disminuir el riesgo de coágulos o trombos, así como de equilibrar los lípidos sanguíneos (aumentan el HDL o ‘buen colesterol’, reducen el LDL o ‘mal colesterol’, además del colesterol total y los triglicéridos). Todo esto se traduce en una reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares. La cantidad recomendable para obtener los citados beneficios es de entre 2 y 3 gramos semanales de ácidos grasos Omega 3, lo que se consigue tomando pescado azul de 1 a 3 veces a la semana.

Acción antiinflamatoria
El pescado azul puede resultar beneficioso para aliviar los síntomas de enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide. Diversos estudios sugieren que una dieta rica en Omega-3 y antioxidantes mitiga la inflamación.

Contribuye a prevenir el bocio
El bocio es una enfermedad que se caracteriza por un crecimiento anormal de la glándula tiroides que regula el funcionamiento del organismo, en general causada por una deficiencia de yodo. El pescado, sobre todo el de mar, es muy buena fuente de yodo. En este aspecto destacan: salmonete, halibut, salmón, bacalao salado y conservas de atún o bonito.

6.- Fortalece los huesos
La ingesta de pescados cuyas espinas también se comen, como especies pequeñas y enlatadas (sardinas, anchoas…), se convierte en una fuente alimenticia de calcio. El contenido en calcio de una lata de sardinas con un peso neto de 70 gramos es similar al que aporta un vaso de leche.

7.- Crecimiento y desarrollo
El crecimiento y el desarrollo corporal que tienen lugar durante la infancia, la adolescencia, el embarazo y la lactancia exigen un mayor aporte proteico respecto a otras etapas de la vida, por lo que se recomienda alternar el consumo de pescado con otras fuentes proteicas. El feto necesita entre 50 y 60 mg/día de los ácidos grasos linoleico y linolénico durante el tercer trimestre y la mujer embarazada requiere el doble que en situación de no embarazo.

8.- Fácil de digerir
El pescado posee proteínas poco fibrosas y, a diferencia de la carne, su contenido de colágeno es bajo. El colágeno es una proteína del tejido conjuntivo presente en piel, tendones y cartílagos que aporta dureza. Dado que los pescados tienen poco colágeno, resultan más tiernos y fáciles de digerir. Si se tiene en cuenta el contenido de grasa, los pescados menos grasos son más fáciles de digerir que los grasos o azules.

9.- Muy versátil en la cocina
Para disfrutar del pescado, conviene variar entre las distintas especies y técnicas culinarias, lo que dará como resultado una dieta más equilibrada y apetecible.

10.- Derivados del pescado
Hay pescados de escasa demanda y consumo; especies poco conocidas o que no tienen buena apariencia para la venta directa, pero que mantienen su calidad higiénica y nutritiva. Un buen modo de darles mayor salida en el mercado es emplearlos en la elaboración de derivados entre los que se encuentra el surimi (músculo de pescado picado), que contribuye a ampliar aún más la oferta y posibilidades de consumo de estos alimentos en la dieta, junto con los enlatados (conservas y semiconservas), pescados en salazón y ahumados, etc.
 

13/4/16

La cerveza; contra el cáncer y la impotencia [13-4-16]


La cerveza; contra el cáncer y la impotencia

Ser un practicante de los rituales que impone la cerveza puede tener como beneficio extra el de mejorar la salud. Bebida con moderación, la ingesta de una de las bebidas más consumidas en el mundo se transforma en un antídoto para enfermedades graves.

Según una serie de estudios científicos, la ceremonia de sentarse al atardecer a beber una fresca y sabrosa cerveza puede tal vez fijar las grasas y no ayudar a perder peso, pero colabora, por ejemplo, a no perder masa ósea.

La documentación acreditada por los especialistas asegura que el consumo de cantidades moderadas de cerveza tiene un efecto saludable en el ser humano.

Investigadores de la Universidad de Oregón probaron que las altas propiedades estrogénicas del lúpulo de la cerveza, más potentes que las de la soja, pueden hacer que se utilice en el futuro en lugar de la terapia hormonal sustitutiva. Relacionando ello con el riesgo de osteoporosis, algunos fitoestrógenos del lúpulo de la cerveza son especialmente activos para evitar las pérdidas óseas.

Otros datos compilados en el portal Vida Saludable aseguran que, siempre en prudentes cantidades, ayuda a disminuir el riesgo de formación de cálculos renales y hepáticos.

Existen investigaciones en la que se comprobaron las propiedades anti-cáncer de los componentes de la cerveza. El lúpulo (una planta trepadora de la familia de las cannabinaceas que se cultiva principalmente para elaborar cerveza por su poder de amargor), por ejemplo, contiene flavonoides que inhiben ciertos tipos de cánceres en cultivos celulares.

En el mismo rubro, un grupo de científicos japonés estudió 27 diferentes tipos cervezas en todo el mundo y encontró que contenían potentes sustancias inhibidoras contra diversos carcinógenos producidos durante la cocción de los alimentos. También la cerveza muestra un efecto protector frente a la bacteria Helicobacter pylori, causante de muchos cánceres de estómago.

Fuente de juventud

Respecto al envejecimiento y deterioro mental, también existen datos a favor del consumo moderado de cerveza. Algunos se deben a su efecto dilatador sanguíneo, sus propiedades diuréticas y su ayuda para mejorar el sueño.

Al respecto, una investigación realizada en la Universidad de Indiana sobre 4000 parejas de hermanos varones gemelos descubrió que, entre ellos, los bebedores moderados de cerveza lograron mayores puntuaciones en las pruebas de capacidad mental que los no bebedores o los muy bebedores.

Otro estudio realizado en Holanda arrojó como resultado que los bebedores moderados de cerveza tenían un menor riesgo de contraer la enfermedad de Alzheimer.

El doctor Pavel Zemek, investigador del Centro Checo de Gerontología, descubrió en la cerveza un dato clave para los hombres: beber dos latas diarias retrasa la impotencia.

Alegría al corazón

Uno de los últimos descubrimiento acerca de las propiedades curativas de la cerveza fue publicado recientemente por la revista New England Journal of Medicine y asegura que disminuye el riesgo de ataques cardíacos.

Sí, para felicidad de los adoradores de la “birra”, la investigación –realizada durante 12 años sobre 38.077 hombres- arrojó que quienes consumen un mínimo de cuatro cervezas (pequeñas) semanales tuvieron un 33 % menos de posibilidades de sufrir paros cardíacos.

En tanto, otra investigación realizada en la Universidad de Emory durante un período de 14 años que entre hombres y mujeres con una edad media de 74 años, dio como resultado que aquellos que bebían al menos una lata io diaria tenían entre un 20 y 50% menos de riesgos de sufrir un infarto cardíaco.

Según las explicaciones científicas la ingesta moderada de cerveza incrementa los niveles de ácido fólico y de antioxidantes y disminuye los de colesterol y de fibrinógeno, todo lo cual favorece la salud cardiovascular.

En el mismo campo de riesgos cardiovasculares, un trabajo norteamericano sobre mujeres posmenopáusicas encontró que el consumo de una lata de cerveza a diario disminuyó el colesterol malo y aumentó la concentración del colesterol bueno.

Con tanto respaldo científico, que mejor que disfrutar de una buena cerveza fría y asegurarle al cuerpo y el corazón larga vida.

11/4/16

Las frutas top que favorecen la nutrición de tu organismo [11-4-16]


Las frutas top que favorecen la nutrición de tu organismo

Purificar el cuerpo e incorporar alimentos ricos en antioxidantes será una tarea fácil con estos saludables datos.

Mantener la línea, estar delgados, verse bien, no es lo fundamental para el organismo, pues lo que realmente es necesario considerar, es la forma en la que se nutre el cuerpo. Para ello existen muchas alternativas, y aquí le contamos que alimentos debe incorporar en su dieta para estar realmente saludable.

Incorporar alimentos ricos en atioxidantes es fundamental, no sólo servirá para verse bien por fuera, si no que también, como asegura la nutricionista Catalina Miranda, ayudan a combatir el envejecimiento celular en todo nivel, evitan enfermedades degenerativas, mejoran la calidad de la pared interna de los intestinos y ayudan a evitar procesos inflamatorios.

Catalina además menciona que es importante contar con estos nutrientes debido a que "el estilo de vida que llevamos, el estrés, el tipo de alimentación y el ejercicio, aumentan las necesidades de atioxidantes".



LOS TOP 5

-Maqui

-Acai

-Granada

-Arándano

-Berries

Lo ideal es que estos frutos se consuman durante la mañana, o en colaciones, trascurridas por lo menos dos horas después de una comida, para facilitar su absorción. Pueden ser en jugos, la fruta misma o mediante suplementos.

Otro característica importante a tener en cuenta es la necesidad de limpiar el organismo y esto lo podemos lograr a través de frutos que tengan efecto purificador del sistema digestivo.

"Es necesario limpiar el organismo, y una dieta rica en estas frutas que ayudan a limpiar el tracto digestivo, lo que te ayuda a sentirte mucho mas liviano", asegura la nutricionista.

EL LISTADO

Piña: Contiene enzimas digestivas que ayudan a ablandar las deposiciones.

Manzana Roja: Contiene ácido málico, el que ayuda a limpiar el hígado.

Sandia: Potencia la limpieza de hígado. Tiene un alto contenido de agua, lo que facilita la digestión.

Papaya: Contiene enzimas digestivas que ayudan a ablandar las deposiciones.

Pomelo:
Combate el estreñimiento.

Lo importante será ir alternando el consumo de estas frutas para así disfrutar de todos sus beneficios.

9/4/16

¿Qué alimentos debe contener un almuerzo? [9-4-16]


¿Qué alimentos debe contener un almuerzo?

Para lograr una nutrición adecuada es esencial darle la debida importancia a una de las comidas más elementales del día: el almuerzo. Si bien tomar un buen desayuno es perfecto para iniciar la jornada con energía, también es necesario ser cuidadosos con lo que comemos en el almuerzo.

Una alimentación balanceada y nutritiva debe contener un aporte de proteínas (filete de pollo, pescado, pavita, atún o soya), carbohidratos, grasas buenas, verduras y/o frutas y bebidas sin gas. Esto para mantener el equilibrio calórico del día, siempre dependiendo del tipo de actividad que uno realiza.

La ración de carbohidratos debe ser pequeña, algunas opciones podrían ser una papa mediana, ½ taza de quinua, menestras, arroz, yuca, camote o choclo. En cuanto a bebidas, el agua o refrescos sin gas, como el té verde, son recomendables.